Tras la evacuación final del albergue y la terminación del contrato con el DEI, quedó un monto de 80.066 € a saldar a nombre del Centro Social – Lugar de inmigrantes (Steki). A este deuda se le suman 4.220 € de tarifas municipales. Pese a nuestras reiteradas apelaciones y objeciones ante la gerencia del DEI, se nos ha dado a entender de que no existe posibilidad de rescindir la deuda. De no aceptarlo, Steki se vería ante la amenaza de un corte de suministro de luz y la deuda sería transferida a los garantes legales de la organización. Mientras tanto, durante los últimos 18 meses, hemos tenido que pagar al DEI mas de 5.000 € en intereses para evitar el corte de suministro.

En caso de que la deuda no sea saldada, Steki se verá obligado a cerrar sus puertas y aún así la deuda no podrá cancelarse. Sin Steki, todas las actividades solidarias que se han creado a lo largo de los años, como los cursos de solidaridad para ciudadanos griegos e inmigrantes, la Cocina Solidaria y la recolección y distribución de productos de necesidad básica, entre otras, dejarán de existir. Esto implicaría además un fallo política y un retroceso para la Iniciativa Anti-racista y los movimientos solidarios.

A la vista de estos riesgos, no nos quedó otra opción que asumir colectivamente la responsabilidad de la deuda y solicitar un refinanciamiento de la misma en cuotas. La deuda no es resultado de una toma o falta de acción de nuestra parte, sino de nuestra decisión de respaldar la solidaridad a toda costa, ante una necesidad colectiva en nuestra ciudad.

Como hemos mencionado antes, la Iniciativa Anti-racista y Steki han tomado una resolución estatutaria de no solicitar o aceptar financiamiento de instituciones públicas o privadas. Nuestras actividades e iniciativas de solidaridad son financiadas por medio de donaciones de personas particulares, recaudación de eventos públicos y la actividad diaria de Steki. Sin embargo, es claro que sin recursos adicionales será imposible cancelar una deuda de semejante magnitud. Es por eso que nos vemos obligados a solicitar ayuda en primer lugar a aquellos que participaron y apoyaron el proyecto del antiguo Albergue de Refugiados, en espera de que compartan la responsabilidad del pago de esta deuda común.

Dado a que la deuda está a nuestro nombre, cualquier persona dispuesta a contribuir sólo puede hacerlo mediante donaciones a la entidad legal que representa Steki. Es por esta razón que por primera vez en nuestra historia, no nos queda otra alternativa que aceptar donaciones de organizaciones y entidades que antes no hubiéramos considerado como donantes. Es una situación muy poco placentera y desgarradora, pero que lamentablemente no podemos evitar.

El dinero recibido será destinado en su totalidad y exclusivamente a la cancelación de la deuda con el DEI por 80.000 €. Esto significa que la deuda no tendrá ningún tipo de impacto en las finanzas  y actividades de Steki y la Iniciativa Anti-racista. Steki y la IA no sólo se abstendrán de todo tipo de beneficio proveniente de las donaciones, sino que continuarán -dada la necesidad- contribuyendo al máximo al pago de la deuda mediante peticiones a todas aquellas personas afiliadas y que han apoyado nuestros proyectos a lo largo de los años. La gestión del pago de la deuda será pública y transparente. A ese respecto y mediante la presente, queremos anunciar la donación de 15.000 € provenientes de la iniciativa “Solidaridad para todos” para el pago de la deuda, ya que Syriza fue unos de los aliados de la Iniciativa Anti-racista en el proyecto de albergue para refugiados en el año 2010. En este contexto, también queremos anunciar que hemos solicitado fondos del Ayuntamiento de la ciudad de Thessaloniki, al DEI y a otros organismos.

Continue reading: How you can help —–>